Pre-Blogger Lit Con, indiscriptible

domingo, 7 de junio de 2015


Que soy alguien tirando más bien a asocial en cuanto a situaciones de gran cantidad de gente se trata, es algo conocido (tengo entendido) a nivel mundial. Sin embargo, hay algo dentro de mí que siempre me impulsa a cometer locuras, tragarme el nerviosismo y la vergüenza que me provocan estos momentos y apuntarme a cualquier bombardeo.
Así que aquí me encontraba yo hace un mes, apuntándome a la Blogger Lit Con por primera vez en mi vida y teniendo poca idea de qué iba. Y para añadir más, apuntándome dos días. Un chute de valor que me dio mi cerebro vamos. Que mi sombrayoutuber Andrea (LifeInTheAHouse) estuviera en Alicante para las fechas de la BLC era algo maravilloso, pues ella se quedaba con las ganas y yo sin mi colaboradora favorita en los vlogs. He de remarcar que mis amigos no mantienen un blog ni canal, y que muchos tenían exámenes para esas fechas. Resultado: iba sola.
Iba sola y además dos días. ¡Qué marrón! Mi primer año, sin conocer a nadie y completamente sola.
Y aquí estaba yo, a las 17:05 (porque la puntualidad no es lo mío) en la plaza de Anton Martín, mirando a todos los lados, suplicando a los dioses su ayuda. Fue entonces cuando el chico que por twitter me había indicado como llegar se acercó a mí a saludarme (sin saber que era yo, obviamente) y me ánimo a que hablará con la gente, que sociabilizara y todas esas cosas que las personas normales suelen hacer en esos sitios. ¿Y qué hice yo? Avanzar en diagonal sin entablar conversación con nadie y seguir mirando a la gente cómo si fuera a salir un dragón del centro de la plaza. Hasta que el cielo se abrió, bajó la virgen, los ángeles y media comitiva santa, en forma de dos chicas que me saludaban sonriendo ¡Gracias, Universo! Y así, poco a poco, de tres pasamos a cinco, de cinco a siete, y de siete a once, y sin darme cuenta estaba disfrutando de una tarde increíble entre charlas de libros, de youtube, de blogs y de risas.
Puedo asegurar que apuntarme a la Blogger Lit Con ha sido el mayor acierto que haya podido cometer en un ataque de locura espontánea, ¡y aún me queda un día entero!
Pero, un momento, me he enrollado contándoos mi pre-experiencia, y casi nada de la tarde. Vale, de acuerdo, ya me centro.
La velada consistía en un acto con Mundo Puck (Este libro es gay, Un corazón de Piedra…) en el cual nos presentaba sus nuevas colecciones y algunos de los títulos que van a lanzar al mercado en los próximos meses. Todo un lujazo. Nos han servido comida, bebida, e incluso ha habido una actuación en directo. Al final de la tarde, casi dos horas después de poder charlar con la mayoría de la gente y de disfrutar de un ambiente realmente agradable, han sorteado 10 ejemplares de Un corazón de piedra y dos camisetas con el logo (un muñequito realmente adorable). A los que somos menos afortunados (por un solo número no me llevo el libro, me mecachis…) nos han dado marca páginas y a todos, ¡unas tazas de lo más chulas! Desde aquí las gracias a todo el equipo que ha hecho posible esto. Los libros pintan genial, y todos los de la editorial han sido súper simpáticos.
Pero la tarde no se ha quedado ahí. Aprovechando que estábamos todos a gusto y en un ambiente de muy buen rollo, nos hemos echado las mochilas al hombro y, ¡vámonos, átomos, a la feria! Lo que para mi cartera es una tortura, tres títulos se han venido conmigo a casa, incluido El (sin)sentido del amor, lo nuevo de Javier Ruescas y que ya hay muchas ganas de empezar a leer. Dos horas pateándonos la feria, una charla con Iria.G.Parente (Alianzas) y una firma de Clara Cortés (Al final de la calle 118) y nos hemos despedido en la caseta número uno hasta mañana, y no puedo esperar. Sé que mañana va a ser incluso mejor que hoy, y eso que el listón ya está bastante alto.
De hoy sólo me arrepiento de no haber conocido la Blogger Lit Con antes, porque está siendo una aventura inolvidable.
Santa Template by Mery's Notebook © 2014