Booktube, imán de insultos.

lunes, 31 de agosto de 2015





Ayer lunes booktube echaba fuego ¡Y NO ERA PARA MENOS!

Una semana más, amanecíamos con una noticia habitual: otro periodista, en otro medio de comunicación, había decidido hablar de los booktubers, y no precisamente lindezas.
No pedimos que cada vez que pretendan comentar algo de esta pequeña comunidad en youtube lo hagan para bien, somos conscientes de que no a todo el mundo le puede agradar el contenido que se trata, los libros de los que se hablan o incluso la forma en la que se hace. Hay quien lo considera algo despectivo hablar de un libro en 5 minutos e intentando hacerlo de una forma amena. Para ellos, los libros solo pueden ser criticados en una columna de 500 palabras y usando términos que ni Cervantes comprendería, pero gracias al cielo, los dinosaurios están condenados a extinguirse.

Bye, bye dinos.
Bien, podemos encajar las críticas, estamos dispuestos a ello para mejorar. Pero lo de ayer fue un cruce de límites que jamás debería ocurrir en medios públicos. Si, esos que pagamos todos, y en este caso que pagan los alicantinos, y que con espectáculos como el de ayer, deja su reputación por los suelos.

Ayer, una colaboradora de un programa dedico sus 30 minutos regalados de televisión a menospreciar, insultar, atacar y reírse, no solo de los jóvenes bookubers más conocidos como pueden ser Fa Orozco (Las Palabras deFa) Sebas G.Mouret (El coleccionista de mundos), también arremetió contra autores de literatura juvenil como Javier Ruescas o Blue Jeans. No contenta con esto, decidió ya casi al final del video, soltar la joya de la corona “Leen, pero leen mierdas” y os juro, que se quedó tan a gusto.
Lo sé Loki, lo sé.

Según esta señora, lo que está mal de los booktubers es que tienen demasiado tiempo libre y por eso se dedican a hablar de vídeos en internet, que son unos frikis, que a todos les gusta la literatura fantástica (mientras aparecía la saga de Ruescas, Play, para demostrar lo bien documentada que estaba), pero sobre todo, los acusa de tener demasiado ego por subir sus vídeos. Asegura que dentro de unos años, todos sentirán vergüenza de su etapa en YouTube, lo que no se ha parado a pensar es que a lo mejor, es ella quien dentro de un tiempo tiene vergüenza de la contribución de ayer al programa.
In your face.

Quizás, o sin duda alguna, su momento más álgido fue cuando comentaba a May. R.Ayamonte En el momento en que se disponía a realizar su “constructiva” crítica, salió por la tangente comentando que además de booktuber, May había publicado ya dos novelas de una trilogía y tenía dos novelas más de cuando tenía 12 y 13 años. Pues bien, según esta señora, el sistema educativo ha fallado para May pues dispone de “demasiado tiempo libre, como para ser capaz de publicar y subir vídeos a YouTube”. Efectivamente, el sistema educativo falla tanto, que adolescentes muestran interés por la lectura, tienen conocimientos de edición audiovisual, y además, escriben. Y yo no sé qué falla más, si el sistema educativo, o los medios de comunicación que vuelven a enzarzarse contra una comunidad que no comprenden. ¿Tan malo es que los jóvenes aporten sus opiniones sobre literatura en internet? ¿Tan malos son libros como Harry Potter, Los Juegos del Hambre y demás de lit.juvenil, que los periodistas se ven en la imperiosa necesidad de tildarlos de "falsa literatura" e incluso de "libros de mierda"? ¿Dónde ha quedado el respeto a los libros? Que más dará si un libro está destinado a personas de 40 o 15 años, lo importante es que la gente lea, que descubra la lectura y se enganche a ella, no cómo lo hagan. Y los booktubers contribuyen a ello. No aprendemos a correr antes que a andar, del mismo modo que nadie leyó El Quijote antes de disfrutar aprender lo que es el placer de leer.

Debe de ser, que hay libros que merecen más respeto que otros, y lectores con más derechos que otros, por desgracia, en este saco al parecer no podemos incluir ni a los jóvenes ni a las novelas Young Adult. Por eso de que no son dignas de ser leídas y deberían ser quemadas al más puro estilo Fahrenheit 451. Anda mira, una referencia a un libro clásico. Será que me hago vieja.

Espero, y aguardo con esperanza, el día en que esos adultos de mente cerrada se den cuenta, que un niño de 6 años no va a leer lo mismo que uno de 16, que no leerá lo mismo que uno de 26, y este, no leera lo que lea uno de 46. La vida son etapas, y esas etapas llevan atadas un tipo de literatura. Y tan noble es un libro como otro, siempre que nos haga soñar.

Y si, no he podido callarme en YouTube tampoco.

Yo no tengo nada más que añadir (GRACIAS A DIOS) sobre críticas a Booktubers, Internet o periodistas que no parecen periodistas. Nos vemos en la próxima entrada, hasta entonces

¡Bye!





Santa Template by Mery's Notebook © 2014